El director ejecutivo de IcomTech se declara culpable del esquema Ponzi de criptomonedas

por Infoblock

Conclusiones clave

* Marco Ruiz Ochoa se declara culpable de conspiración para cometer fraude electrónico en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos.

* IcomTech, fundada en 2018, prometió falsamente rendimientos diarios garantizados sobre las inversiones en criptomonedas.

* El plan incluía eventos lujosos y tácticas promocionales para atraer a las víctimas.

La declaración de culpabilidad

Marco Ruiz Ochoa, ex director ejecutivo de IcomTech, se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer fraude electrónico el 27 de septiembre de 2023 ante la jueza de distrito estadounidense Jennifer L. Rochon. El anuncio fue hecho por Damian Williams, Fiscal Federal para el Distrito Sur de Nueva York. La declaración de culpabilidad de Ochoa es parte de una investigación más amplia sobre IcomTech, un esquema Ponzi de criptomonedas a gran escala que defraudó a los inversores prometiendo rendimientos diarios garantizados sobre las inversiones en criptomonedas.

Las operaciones del plan

IcomTech fue fundada inicialmente en 2018 por David Carmona, con Ochoa como director ejecutivo hasta 2019. La compañía afirmó falsamente que se dedicaba a la minería y el comercio de criptomonedas, prometiendo a los inversores altos rendimientos. En realidad, la empresa no realizó ninguna actividad de este tipo. Los fondos de los nuevos inversionistas se utilizaron para pagar a los inversionistas más antiguos y para el enriquecimiento personal de los promotores, incluidos Ochoa y sus coacusados ​​David Carmona, Juan Arellano, Moisés Valdez y David Brend.

Tácticas promocionales

Los promotores de IcomTech, incluido Ochoa, viajaron extensamente tanto dentro de Estados Unidos como a nivel internacional para organizar eventos destinados a atraer más inversores. Estos eventos a menudo presentaban automóviles y ropa de lujo para dar una impresión de éxito legítimo. A pesar del ambiente festivo, la mayoría de los inversores no pudieron retirar sus supuestos beneficios y finalmente perdieron todas sus inversiones.

Quejas de víctimas y colapso

Ya en agosto de 2018, los inversores enfrentaron dificultades para retirar fondos de sus cuentas del portal en línea. Cuando surgieron quejas, los promotores de IcomTech ofrecieron tokens criptográficos patentados, conocidos como “Icoms”, alegando que eventualmente tendrían un valor significativo. Estos tokens resultaron no tener ningún valor, lo que provocó más pérdidas financieras para las víctimas. A finales de 2019, IcomTech dejó de realizar pagos y colapsó.

Consecuencias legales

Ochoa, de 35 años, de Nashua, New Hampshire, ahora enfrenta una pena máxima de 20 años de prisión por su papel en el plan. El caso está siendo manejado por la Unidad de Lavado de Dinero y Empresas Delictivas Transnacionales de la Oficina, con la asistencia de la Comisión de Bolsa y Valores y la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos.

Evento relacionado

Apenas un día antes de que Marco Ruiz Ochoa se declarara culpable en el caso IcomTech, Pablo Renato Rodríguez, cofundador de AirBit Club, fue sentenciado a 12 años de prisión por un esquema piramidal de criptomonedas similar. Anunciado por el fiscal federal Damian Williams, a Rodríguez y sus coacusados ​​se les ha ordenado la confiscación de aproximadamente 100 millones de euros en activos. La sentencia viene como un recordatorio del problema recurrente de las estafas con criptomonedas, con los coacusados ​​esperando sentencia a principios de octubre de 2023.

Fuente de la imagen: Shutterstock

Content Protection by DMCA.com